Video de producto

Mostrar qué se vende, cómo funciona y cuáles son sus ventajas es una de las mayores utilidades de los vídeos de producto.

Con variedades prácticamente infinitas de productos en el mercado y características cada vez más similares, enseñar a tus potenciales clientes en qué se diferencian tus productos y por qué deben elegirlos de una manera rápida y sencilla puede ser la clave en la decisión de compra.

Cuando nos encontramos con un exceso de información sobre los productos entre los que tratamos de decidir, ofrecer un video de producto a nuestros potenciales clientes es la diferencia que marcará un punto a nuestro favor.

Ofrecemos de manera clara un visión previa del producto, mostramos su funcionamiento de una manera sintética y fácil de entender y además nos mostramos delante de nuestros potenciales clientes de manera directa, creando un vínculo más humano que genera confianza en el proceso de compra.

Las claves de un buen vídeo de producto son:

  • Mostrar de manera sencilla y comprensible las ventajas y beneficios que tendría el producto para un cliente potencial.
  • Crear un vínculo cercano con el espectador que genere confianza para facilitar su decisión de compra.
  • Resumir el mensaje que se quiere transmitir al cliente de modo que capte su atención y la mantenga durante todo el vídeo.
  • Clarificar cómo pueden comprar el producto o a quién/donde pueden dirigirse para ampliar la información.

El vídeo de producto es un buen escaparate para facilitar al potencial cliente una visión previa de cómo será el producto que va a adquirir, cómo funciona o qué va a hacer por ellos de una manera sencilla y efectiva, destacando por encima de la competencia.