La era del marketing de atracción, ¿Cómo funciona la publicidad actual?

Hoy en día, las formas de publicidad han ido evolucionando hasta el punto en el que la publicidad tradicional ya no funciona como antes. Es por eso que han ido surgiendo varios tipos de marketing que revitalizan las estrategias de las empresas. La publicidad de toda la vida se ha convertido en un outbound marketing, en el que las empresas llegan a arrojar sus productos hacia los clientes.

El outbound marketing, también conocido como push marketing, hace sentir a los clientes invadidos por la publicidad, cosa que afecta negativamente a las empresas. Este tipo de marketing, por ejemplo, contiene newsletters sin subscripción previa, banners flotantes o anuncios que irrumpen los programas de televisión. Por otro lado, encontramos el marketing de atracción, que se define como una estrategia de tácticas no masivas que se caracterizan por el enfoque a atraer y fidelizar a un público objetivo, así como generar atención. Es decir que se centra exclusivamente en captar usuarios.

marketing-atraccion

El marketing de atracción es una estrategia que se desarrolla permanentemente, pero que requiere un estudio previo para saber exactamente a quién queremos atraer y qué necesidades tienen. Las preguntas que nos tenemos que formular se basan en cuáles son sus preocupaciones, sus frustraciones y qué les motiva. Tenemos que conocer bien a quién nos dirigimos. Debemos recordar que la exposición es un paso crucial, ya que se debe saber dónde se encuentran la mayoría de las personas de nuestro mercado objetivo, vía las redes sociales más útiles para este tipo de negocios (Facebook, Twitter y Youtube), y por supuesto, saber utilizarlas.

Un punto fuerte de este tipo de estrategias es atraer para hacer crecer nuestra lista de clientes. Esto se consigue a través de una landing page donde se ofrece algún producto digital a cambio de los datos de la persona. Pero con tener los datos no es suficiente, sino que se debe crear una relación con nuestros clientes antes de empezar a enviar promociones de los productos, así como información que le sea útil al cliente. Para que los clientes se unan a nuestra red es necesario crear confianza, ¿cómo? Contactando frecuentemente con ellos, a través de un blog que les proporcione información de interés.

Finalmente, el seguimiento de nuestros clientes es lo que nos lleva al éxito, ya que podemos adaptar y cambiar las bases de la estrategia dependiendo del perfil de nuestros usuarios. Si tenemos una serie de usuarios contentos, nos recomendarán a otros posibles clientes. En definitiva, la publicidad de hoy en día se basa en analizar a quién nos dirigimos y personalizar nuestra estrategia para cada uno de ellos. Los clientes se quieren sentir especiales e identificados con el tipo de publicidad que reciben.

Los comentarios están cerrados.