Luchar contra un pingüino

Se habla mucho en estos últimos días de Pingüin Update, la última actualización del algoritmo de Google. Pero en realidad, con el famoso pingüino, Google no hace otra cosa más que “limpiar” sus resultados de búsqueda, premiando con mejores posiciones a aquellas webs que cumplen correctamente con las líneas de actuación que marca Google.

En muchos casos, se ha usado la picaresca al programar una web, intentando así engañar a los robots de los buscadores: llenar la página de enlaces internos y externos, repetir las palabras clave hasta la saciedad, anclar textos cuando no correspondía…. ¡Google no es tonto! Así que ahora han decidido “estudiar” milimétricamente todas las páginas de forma que serán penalizadas aquellas en las que se detecten maniobras de “sobre optimización”.

No hay que asustarse. Si estamos trabajando en nuestra web o blog de la forma correcta, no se verá afectada. Solo hay que usar el sentido común y las buenas prácticas.

Aquí os dejamos unos cuantos consejos para no temer al pingüino:

  • Crear contenido de calidad, no duplicado (si se copia, indicar siempre la fuente con enlace al artículo original).
  • Utilizar palabras clave en la medida en que sea necesario, sin sobrecargar los textos ni el etiquetado de imágenes.
  • Controlar que las palabra clave que se utilizan estén relacionadas con el texto escrito o la imagen subida.
  • No sobrecargar la web con enlaces internos y externos.
  • Al crear un enlace o texto anclado, que éste nos lleve a un contenido relacionado con el texto origen y con el enunciado del enlace y que, además, tengan concordancia con el tema del que se está hablando.

Seguramente en los próximos días seguiremos oyendo hablar sobre el pingüino, así que, os iremos informando de lo que vayamos descubriendo.

Si tenéis alguna duda sobre la optimización de vuestra página y necesitáis ayuda, ¡ya sabéis donde encontrarnos!

Los comentarios están cerrados.